Hay una salida

Hay dos formas de escapar a la dura realidad a que este universo algunas veces nos enfrenta.
Una es irse a dormir volviéndose totalmente irreal y olvidándolo todo.
La otra es adquirir una calma serena, que nos permita soportar los golpes del infortunio.

La primera tiene varias versiones como la droga , el alcohol, la auto-hipnosis y todo lo que el hombre ha probado y ensayado para evadir la realidad.
El problema con esto es que una vez que nos despertamos nos encontramos más y más débiles frente a la cruda realidad.
Por eso todos estos métodos no son buenos en absoluto.

El segundo método es levantarse y enfrentar la vida sin drogas ni alcohol, aunque no es fácil y muchas veces es doloroso, tenemos los elementos y la tecnología que hacen que nuestra fuerza interior crezca y sea capaz de enfrentar la vida en toda su magnitud.

Este es el camino de Narconon.
El camino comienza con el programa Narconon. No es fácil ayudar a otros y tampoco es fácil dejarse ayudar por otros.
Pero, el producto final vale la pena
"Espero que lo logres."

                                                  -L. Ronald Hubbard-